Descubriendo The Dark Hedges, Irlanda del Norte

¡Buenos días!

En la última entrada del mes de Noviembre quería aprovechar para compartir con vosotros otro de esos pequeños tesoros que pasan desapercibidos por su poca publicidad. Un misterioso lugar que descubrí en mi último viaje a Irlanda, The Dark Hedges.

Para los que como yo, hasta hace relativamente poco, no teníais ni idea de que era este lugar, os diré que es un tramo único de la carretera de Bregagh Road, en Ballymoney. Se encuentra frente al Club de Golf Gracehill y lo que tiene de especial son las númerosas hayas que alineadas en sus arcenes, entrelazan sus ramas cubriendo la carretera con un techo vegetal, el cual le otorga a este tramo de carretera el aspecto mágico que tanto me impresionó cuando lo vi.

La familia Stuart fue quien creó este camino de 150 árboles en el siglo XVIII, con la intención de impresionar a los invitados que visitaban su mansión, que en la actualidad es el Gracehill Club de Golf. A día de hoy, sigue siendo una entrada espectacular a esta mansión ahora convertida en campo de golf, que nos deja sin aliento a todos los que tenemos la suerte de llegar hasta este recóndito lugar.

Por supuesto, como todo lugar especial, hay una leyenda que pesa sobre él y sirve para asustar a incautos y para atraer a los aficionados de lo sobrenatural. La leyenda nos habla del fantasma de una mujer, Lady Grey. Unos dicen que se trata de una criada de una casa vecina que murió bajo circunstancias sospechosas, otros sin embargo que se trata de un espíritu errante desde un cementerio abandonado que se encuentra supuestamente en los alrededores, y los más románticos dicen que se trata de una dama de alta alcurnia que enloqueció cuando mataron a su amado… Sea como sea, todas las leyendas coinciden en que por las noches o en días oscuros de tormenta, aquellos valientes que se atrevan a recorrer este tramo de carretera, podrán ver a Lady Grey paseando entre los árboles o simplemente detenida entre ellos, con su pelo agitándose al viento y sus ojos tristes mirando hacia el final de la carretera. Sin embargo no os asustéis, pues en cuanto salgáis de este tramo de carretera y las hayas dejen de cubriros, el fantasma desaparecerá.

Aunque actualmente es una carretera bastante alejada de cualquier lugar y de escaso uso, es muy común encontrar una pequeña fila de coches estacionados en sus arcenes y grupos de personas paradas en medio de la carretera, montando sus trípodes dispuestos a tomar una de esas maravillosas fotografías que ofrece este lugar, el cual aunque no es conocido para los turistas, si es muy famoso para aquellos amantes de la fotografía. Ver la puesta de sol entre las ramas es un espectáculo difícil de ignorar, pues de pronto el verde brillante de los árboles se convierte en dorado, dándoles el aspecto de estar bañados en oro. Sin embargo este fenómeno solo dura unos minutos, pues enseguida la oscuridad empieza a invadir este lugar y la noche transforma este camino en uno que perfectamente podríamos ver en una película de terror o en una de Tim Burton.

Sin embargo no son solo los fotógrafos los que conocen este lugar. Se dice también que The Dark Hedges inspiró al mismísimo Edgar Allan Poe para escribir alguno de sus terroríficos relatos, y actualmente es también un importante punto de filmación que podemos ver en series como Juego de Tronos. Por este camino es por donde escapa Arya disfrazada de chico, rumbo hacia El Muro. Eso sí, evitaré “spoilearos” contando lo que sucedió a continuación o el porqué tiene que escapar, pero seguro que los fans de la serie reconocéis la escena.

Por último, no quería terminar la entrada sin mencionar que en los alrededores aparte de muchísimos lugares llenos de historia, hay muchas otras localizaciones de Juego de Tronos, con paisajes maravillosos y bastante desconocidos hasta que la serie los redescubrió, así que seguro que en las próximas entradas alguna más cae sobre Irlanda del Norte, ya que es un país precioso y donde si cierras los ojos puedes sentir la magia flotando en el aire y viajar a épocas pasadas llenas de impresionantes castillos, hermosas damas, apuestos caballeros y misteriosos druidas realizando su magia.

Espero que os hayan entrado ganas de ir a conocer este lugar, porque a mi sí que me han dado ganas de volver.

PD: Perdonarme por no haber podido poneros mis propias fotos, pero no le hacen justicia a las de los profesionales. Eso si, para dar los créditos necesarios solo tenéis que pinchar sobre las imágenes y os llevarán a la página web del autor.

Anuncios

2 comentarios en “Descubriendo The Dark Hedges, Irlanda del Norte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s