Descubriendo el Cabo Agujas, Sudáfrica

De todo lo que os podría contar de este lugar, hay dos cosas que tengo que reconocer antes de empezar a decir cualquier cosa sobre el Cabo Agujas:

  • En primer lugar, es que la primera vez que me hablaron de este lugar me las di un poco de lista y recuerdo que pensé que debían estar equivocados, que no podía ser el punto más meridional de África, pues ese honor lo tenía el Cabo de Buena Esperanza ya que así nos lo habían enseñado desde siempre en las clases de historia del colegio y también en las de geografía. Se decía que el Cabo de Buena Esperanza o antiguamente llamado de las Tormentas, era conocido como la puerta de entrada al Océano Índico y un punto clave en las rutas comerciales de la antigüedad hacia Asia… Sin embargo, la realidad es que todo lo que nos enseñaron no era cierto y que en verdad el Cabo Agujas sí que es el lugar más al sur de África, y que aunque es tremendamente desconocido. Eso me lleva a la segunda cosa que os quería contar…
  • Que a pesar de ser un lugar prácticamente desconocido, para mi es sin duda alguna, uno de los lugares más bellos que he visto nunca y que lo recomendaría a cualquiera que fuera a Sudáfrica. De hecho reconozco que me gustó muchísimo más que el Cabo de Buena Esperanza, pues este está lleno de turistas y tan “prefabricado” que no sientes nada al visitarlo, o al menos eso me pasó a mí, que salí tremendamente decepcionada de esta Reserva Natural.


Así que una vez explicado el porqué os quiero hablar de este cabo, os diré unas nociones básicas para conocer este lugar.

El Cabo Agujas, cuyo nombre en inglés leeréis en los carteles como “Cape Agulhaspues viene de una traducción del Portugués, se encuentra en la República de Sudáfrica, a 223 Km de Ciudad del Cabo, o lo que es lo mismo, 2 horas 30 minutos. Generalmente no forma parte de la Ruta Jardín, pero nosotros decidimos incluirlo antes de alojarnos en Hermanus, pues lo consideramos una parada importante, aunque no estuviera en nuestro itinerario. Y puedo decir que ninguno de los seis que fuimos, nos arrepentimos de ese desvío de unas pocas horas, porque cuando estás en el Cabo Agujas, la sensación es indescriptible. Te sientes transportado a otro lugar, a un mundo inexplorado donde la tierra se acaba y es inevitable preguntarte ¿Y qué hay más allá de este enfurecido mar? Pues lo que hay es la Antártida… y es como si sintieras que puedes verla, que puedes tocarla o llegar a ella nadando, eso en el caso de que encontraras una forma de superar las afiladas rocas en las que termina bruscamente la tierra.





Aquí es inevitable despeinarte, pues continuamente hay fuertes corrientes de aire, las cuales agitan el mar y hace que este bata las rocas creando una lluvia de espuma. El color de sus aguas es una preciosa mezcla entre gris y turquesa, que contrasta con el blanco y marrón de las rocas que se adentran en el mar. Encontramos también una placa que señala la confluencia de ambos océanos, el Índico al oeste y el Atlántico al Este, que resulta ser la foto más típica del lugar. Sin embargo no todo son olas y rocas en esta zona, pues una vez superado el Cabo y adentrándote en las aguas del Índico, encontramos pequeñas bahías de aguas tranquilas y turquesas donde los pescadores dejan sus barcos y que nos muestra la otra cara de la localidad de Agulhas, una mucho más paradisiaca.

También hay un precioso faro que se alza sobre una loma y que se puede visitar, al igual que las playas de arena dorada de esta zona. Sin embargo ¡Cuidado con los tiburones! Que a veces se acercan demasiado a esta costa.

Definitivamente es un lugar que yo recomendaría sin duda alguna, aunque parte de su encanto se da en que no es un lugar especialmente conocido y que no tiene una gran afluencia de turistas, incluso es temporada alta. Esa es la magia de este lugar, así que ¡Guardad el secreto! Shhhhhhh…

Anuncios

8 comentarios en “Descubriendo el Cabo Agujas, Sudáfrica

  1. ¡Hola! Soy editor de Diario del Viajero, y me ha parecido muy interesante este post. Si te parece bien pensaba poner un link a esta entrada en nuestro blog, en un artículo llamado Compañeros de Ruta que publicaré este domingo. Lo que pasa es que entonces desvelaré el secreto… jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s