Sobreviviendo a Dubrovnik, Croacia

Todo el mundo habrá escuchado hablar de esta maravillosa ciudad o como mínimo tendrá en su memoria una imagen de ella, aún sin saber de qué lugar se trata. Esto se debe a la importancia mundial que ha cobrado Dubrovnik tanto a nivel turístico como a nivel televisivo, pues es el lugar donde se rueda todo lo relacionado con Desembarco del Rey, la capital de los siete Reinos de Juego de Tronos.


¿Ahora os suena más? Seguro que si…

Lo que no todo el mundo sabe es lo terriblemente cara que puede resultar esta ciudad e incluso lo agobiante que puede resultar para los turistas a la hora de sentarse a tomar una cerveza o armarse de valor para comer o cenar en ella. Definitivamente Dubrovnik supone todo un reto, pero merece tanto la pena que a pesar de ser la última ciudad que he visitado en mi viaje, creo que se merece ser la primera en hablar de ella.

Ante todo cuando decides ir a Dubrovnik tienes que tener en cuenta que todo lo turístico se encuentra concentrado dentro de su maravillosa e impresionante muralla y que en verano sus precios pueden duplicarse y seguro que hasta triplicarse. Pero esto tiene su lógica… En Dubrovnik solo se trabaja en temporada alta, o lo que es lo mismo de Abril y Octubre… El resto del año es una ciudad tranquila y preciosa, pero en la que pocas cosas quedan abiertas. Y dado que viven de lo que obtienen esos meses del año pues es normal que los precios suban… Aunque algunos locales se excedan.

Otra cosa muy importante y que pocas veces se nos dice a los españoles, es que en toda Croacia hay que dar propinas y más concretamente en esta ciudad. Piensa que el sueldo medio es de 2,5€ la hora, que se trabaja 10 horas al día y que durante siete meses no se descansa ni un solo día. A ese escaso sueldo súmale lo que tienen que pagar por el piso donde vivan, el precio del transporte que es desorbitado y luego la comida de los supermercados que también se encarece. Eso hace que al final un camarero sobreviva básicamente a base de propinas, así que aunque la comida te parezca cara, piensa que la propina que dejes se la estás dejando al camarero y no a la empresa.


Una vez que ya sabes lo de la propina, plantéate bien dónde comer… Dubrovnik está lleno de bares y restaurantes de todo tipo y de todas las comidas, pero si quieres una recomendación, huye de los restaurantes elegantes con impresionantes menús y si quieres comerte unas deliciosas cigalas del Adríatico, mejor espérate a salir de esta ciudad. Si quieres que el precio baje un poco, salte de la muralla y cuanto más te alejes más irá bajando y más económica te saldrá la comida. Pero si por alguna razón (como fue nuestro caso) no te apetece moverte demasiado del centro, te recomendaré una pequeña pizzería que tiene su terraza cerca de la catedral y que se llama Pizzería Castro. Tiene el menú en varios idiomas, incluido el español, cosa que mis padres agradecieron. No es demasiado cara, los camareros son muy majos y las pizzas son deliciosas.

Siguiendo con Pizzas en el mirador de lo alto de la montaña, ese al que se accede con el Teleférico, tengo entendido que sirven unas Pizzas Jumbo de 50cm de diámetro, que por un precio razonable son capaces de alimentar a una familia entera 😀 Otro sitio donde cenamos una noche fue en un pequeño restaurante de comida rápida situado en una de las callejuelas perpendiculares a la calle principal de la ciudad, Placa. El local se llamaba
Fast Food Bellezza
y es muy económico para las enormes hamburguesas que te ponen. Para desayunar el local que nos recomendaron fue el Dolce Vita
donde a parte de un buen café, puedes tomarte unos deliciosos crêpes muy baratos.

A la hora de alojarte en Dubrovnik también tienes que tener en cuenta un par de cosas. Casi no hay hoteles y los que hay o están muy lejos (pero muy muy lejos en otro barrio que está a 10 minutos en bus) o son muy caros (Véase el Hilton que es divino pero carísimo). Así que si quieres alojarte en un sitio económico y céntrico tendrás que hacerlo en un apartamento. Pero no te preocupes, son maravillosos y allí es una práctica muy extendida. Eso sí, obligatorio llevar dinero en efectivo para pagar, porque no aceptan tarjeta. Ten cuidado donde coges el apartamento, pues las calles de Dubrovnik son traicioneras y creyendo estar a 300 metros del dentro, te encuentras un apartamento en lo alto de una callejuela al que solo puedes acceder después de subir 5 tramos de escaleras. Que aunque sea corta la distancia, con una maleta en mano puede ser mortal.


Nosotros nos alojamos en el apartamento Festa Stradun y la verdad es que no pudimos elegir un sitio mejor. Está situado en la calle principal, de fácil acceso y sencillo de encontrar. Nada más llegar nos atendió Cristina, una majísima española de Huelva que en español nos explicó la mayoría de las cosas que ahora comparto yo con vosotros. Nuestro apartamento estaba en el primer piso y era precioso… Mi habitación tenía un salón abajo y se accedía a mi cama por una escalera. En él, teníamos todo lo que pudiéramos necesitar y como bienvenida nos dejaron una botella de vino y galletitas de chocolate. Además antes de llegar, Duska (la dueña del apartamento), había respondido a todas mis dudas por email y me había facilitado todo lo posible la llegada ¡Incluso nos llevó una tarta de manzana y hojaldre absolutamente deliciosa por la mañana! Y por supuesto fue lo más amable que te puedes imaginar y su hija adorable saludándonos como un gatito, haciendo Miau Miau Miau. Ivo, el otro empleado de la agencia fue quien se encargó de llevarnos al aeropuerto y nos contó un montón de cosas interesantes en el viaje, incluso se animó a hablar en español y a contarnos que aparte de trabajar ahí es chocolatero ¡Suerte con la expansión del negocio! Ojalá algún día pueda comprar tu chocolate en España 😉


Por último os contaré un poco qué hacer en Dubrovnik y es que a pesar de tener un centro histórico pequeñito, es una maravilla arquitectónica. Ya solo merece la pena ir para pasear por sus calles, para ver la catedral, las iglesias, el ayuntamiento… Ir de compras de Souvenirs y sentirte como si estuvieras dentro de una película de la edad media. Hay también un “cambio de guardia” que consiste en 4 soldados que recorren la ciudad con un tamborilero y que van a hacer guardia a las puertas de la ciudad. Por supuesto también tiene una preciosa playa, con aguas cristalinas y asombrosamente con arena, algo muy extraño en Croacia. Desde ellas tienes unas vistas estupendas de la fortaleza y de la isla que hay justo enfrente. Esta playa tiene dos zonas, una para hamacas que cuestan 100 Kunas (13€) cada una todo el día y una zona gratuita que se llena de gente, sobre todo por la tarde. También tiene un chulísimo chiringuito, el Eastwest en el que te sirven cócteles riquísimos en la arena o dentro de él. Eso si, no es barato, eso hay que tenerlo en cuenta. Dos cosas más que puedes hacer son montar en el Teleférico que ya mencioné antes o Recorrer las murallas a pie. Ambas opciones cuestan 14€ por persona y prepárate para subir y bajar escalones en ambas, aunque evidentemente más en la muralla. Yo me decanté por la opción del teleférico y la verdad es que me desilusionó bastante la vista, pero bueno, es que mi madre se negaba a subir y bajar más escaleras mientras recorría las murallas.



Pero si de verdad recomendaría una cosa de Dubrovnik, son sin duda alguna sus bares en la muralla. A ver, es un poco difícil de explicar, pero resulta que para llegar a ellos debes ir bordeando la muralla por dentro. Entonces cuando veas un cartel que pone “Cold Drinks” sigues la flecha y de pronto en medio de la nada te sale una puertecita en la muralla que la gente mira sin comprender que hace ahí. Tienes que cruzarla y entonces te encontrarás ante un enorme tramo de escaleras que descienden hasta un saliente fuera de la muralla, justo sobre el mar y allí están estos maravillosos bares. Con unas vistas espectaculares y unos precios bastante accesibles para pasar un rato excelente sintiendo la brisa del mar y viendo las islas o las estrellas, dependiendo de a la hora que vayas. Definitivamente de Dubrovnik no puedes irte sin pisar uno de estos bares… Muchísimo mejores que los que te puedes encontrar en las abarrotadas plazas de la ciudad.

Y bueno, eso es todo lo que debes saber antes de ir a esta ciudad… El resto es mejor descubrirlo por tu cuenta, dejándote sorprender por la magia de esta ciudad medieval reconstruida tras la guerra y que hoy en día es Patrimonio de la Humanidad y con toda la razón. Dubrovnik es una ciudad de cuento de hadas, casi irreal que es imposible que a alguien no le guste… Al menos hay que ver La Perla del Adriático una vez en la vida.

Paula.

_______________________________________________________________

También te puede interesar esta otra entrada:

_______________________________________________________________

Anuncios

12 comentarios en “Sobreviviendo a Dubrovnik, Croacia

      1. hola,

        perdona no me he explicado bien… te comente de montar un restaurante en la costa Dalmata… paella y tapas … pero bien hechas… nada de porquerias y rollos malos!!

        gracias

        vicente gandia

        les alqueries, 1546870 Onteniente Valencia616 935189

        Date: Tue, 5 Aug 2014 19:09:25 +0000 To: v.gandia@hotmail.com

        Me gusta

      1. entonces te parece buena idea??

        o solo bien y ya está??

        mujer… un poco mas de animos que asi se me van las ganas!!

        Me gusta

  1. He leído con atención tus opiniones
    Comer pizza, alojarse en apartamentos…..
    Esto qué es ? La perfecta guía del turista mochilero?
    El problema es que has estado allí y ahora pensarán que todos los españoles somos iguales
    Que daño hacen las líneas aéreas low cost

    Me gusta

  2. hola, estoy viajando a dubrovonik el 18 de octubre, con mi hermana que mayorcita, y queria saber como contraste el Festa Stradun, como me `puedo comunicar con los dueños, si hablan español y si hay muchas escalinatas

    Me gusta

  3. Hola Paula,ante todo, tu experiencia narrada me está siendo de gran ayuda para planear mi próxima escapada.Yo viajo a Dubrovnik a finales de octubre. Por favor ¿podrías indicarme el e-mail de los apartamentos: Festa Stradum . No lo encuentro por ningún sitio, y me gustaría contactar personalmente con Cristina , la chica de Huelva, para consultarle cosas. Gracias. Un saludo .

    Me gusta

  4. Hola!! Somos un grupo de chavales que van a celebrar sus 18 allí. Queriamos saber si hacer la compra es muy cara . Ya que el alojamiento y el vuelo ya lo tenemos. Hay supermercados del estilo de grandes superficies como el mercadona, Lidel o etc? Estaremos 1 semana. Gracias!!
    cenpachon@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s